Convulsión febril: Mi experiencia

No soy médico ni tengo conocimientos de medicina y no hablaré de ello como tal. Pero creo que debo hablar de la convulsión febril contando mi propia experiencia. A lo mejor si hubiera leído antes sobre ello o supiera que existía el susto no habría sido tan grande.

Con 8 meses metimos a Rocío en la guardería y las que habéis estado en la misma situación sabéis que una entrada en la guarde son mocos hasta el mes de Junio y varias “itis”…

Al mes de estar Rocío en la guardería la recogimos y le dio un poquito de fiebre, por entonces nos mandaron que le pusiéramos supositorios de febrectal, pero por la noche la niña seguía con fiebre y como padres primerizos y preocupados, nos fuimos al hospital. Cuando llegamos le estaba bajando después de estar toda la tarde sin bajarle, nos mandaron antitérmicos y que nos fuéramos para casa.

Así que nos montamos en el coche de vuelta a casa y cuando llevábamos unos 500 metros del Hospital, Rocío se quedó con la mirada perdida, con un brazo doblado hacia arriba con el puño cerrado fuerte y agitándolo. La empecé a llamar, a dar palmaditas, moverla y no respondía. Ella de repente dio como un ronquido y Kike dio la vuelta corriendo con el coche. Entrando por urgencias yo iba desabrochando la sillita y al cogerla en brazos se me quedó desplomada y me vomitó encima…. En ese momento, tuve la peor sensación de toda mi vida al pensar que mi niña se había ido para siempre…

Entramos corriendo en urgencias y pasamos por una puerta, yo iba gritando que ayudaran a mi niña, mientras Rocío estaba totalmente inconsciente y morada, enseguida un montón de personal de urgencias la tumbaron en una camilla la pusieron parches, oxígeno y creo que la pincharon algo… por fin, la oí respirar y poco a poco volvía en sí hasta que empezó a llorar,… el llanto más maravilloso que he escuchado jamás.

baby-303071_960_720

Todo había sido un susto,…nos comentaron que le había dado una convulsión febril, lo desconocíamos, nos explicaron que se puede producir en subidas o bajadas muy bruscas de temperatura en episodios febriles, suele ser hereditario y puede producirse desde meses de vida hasta los 5 años, a partir de los 5 años suele ser muy raro. Puede volver a producirse o puede ser que nunca más volviera a pasar.  Nunca habíamos oído hablar de ello y si lo habíamos escuchado, al no ser papás no habíamos estado muy pendientes.

Kike y yo lo pasamos mal durante algunos días, mientras dormía no pasaba un minuto sin que la miráramos incluso comprobando a ver si respiraba,… y cuando solía tener fiebre volvía la cuna a nuestra habitación.

photo-1457932155913-ac4695f3edd1

A partir de entonces, las fiebres nos dan un poco de miedito pero bueno, tratamos de controlarlas y cuando vemos que no baja recurrimos a los paños de toda la vida. Al parecer es más normal de lo que nos pensamos, porque es como todo, una vez que lo comentas, te cuentan un montón de casos, pero la primera vez que te pasa es horrible…

teddy-242878_960_720Con Rocío volvimos a tener un episodio igual pero ya con 14 meses, mientras se echaba la siesta se quedó inconsciente, apenas había tenido fiebre esa tarde, pero enseguida reaccionamos poniéndole la medicación en edema que nos dieron en su día cuando le pasaran estas cosas y nos fuimos corriendo al hospital, nos dijeron que era lo que debíamos hacer. Se vive con intensidad pero es totalmente diferente a la primera vez que te pasa.

Luego empiezas a hablar con unos médicos y con otros y no tiene consecuencias, ni secuelas, ni nada por el estilo, … al parecer con el cambio brusco de temperatura se produce una descarga neuronal que inicia el proceso convulsivo….

Kike tuvo una de pequeño y nunca más volvió a tener… eran otros tiempos y les pasó a sus padres mientras viajaban por los pueblos de España, así que no me quiero imaginar ese momento que tuvieron que pasar mis suegros.

Espero que este post os sirva para al menos conocerlas, siempre es mejor haber oído algo que ir de nuevas, aunque el susto no os lo quitará nadie si algún día os sucede.

También os aconsejo el blog de Lucía, Mi pediatra que sigo desde hace tiempo porque da muy buenos consejos y da charlas muy interesantes. Incluso hace poco ha escrito un libro llamado “Lo mejor de nuestras vidas” que está en mi wishlist 😉

4 Replies to “Convulsión febril: Mi experiencia”

  1. Uff qué decir, se me saltan las lágrimas solo de recordarlo. Efectivamente la segunda vez lo gestionamos mucho mejor que la primera, pero aún así, cuando hay fiebre, se nos encoje un poco el estómago 3 o 4 días. Enhorabuena por el post porque es breve pero muy muy intenso. Me transporta a ese día pero sobre todo a la experiencia que coges a base de sustos.
    Me ha llegado al corazón la frase de “el llanto más maravilloso que he escuchado jamás”, tienes razón. Incluso si me apuras, por encima del llanto el día que nació. Enhorabuena otra vez. Te quiero.

    1. Gracias, mi vida. Formamos un buen equipo!!! 😉

  2. Gracias por la mención! Y mucho ánimo con las convulsiones febriles que tan bien has descrito. Dan mucho susto, efectivamente, pero lo más importante es mantener la calma, saber qué hacer y tener la tranquilidad que con el tiempo, se irán. Un beso y a por “Lo mejor de nuestras vidas”. ¡Te encantará!!!

    1. Gracias Lucía por tu ratito para comentar mi humilde blog, es un halago!! Besos

Deja un comentario