A contracorriente… reflexionando

Tengo la sensación de que voy a contracorriente, de que quiero hacer más cosas de las que debo y las que puedo, de que no me se explicar, de que algo no estoy gestionando bien…

¿Podría ser que todavía no me he adaptado a tener dos hijas?

Hago todo corriendo, voy a los sitios deprisa, no disfruto de las veladas, ando angustiada porque no llego a todo, no tengo todo en orden, no encuentro las cosas, se me van las oportunidades… ¿Habéis tenido esa sensación?

No me da la vida para subir y bajar cosas del trastero, para tener todo ordenado, para colocar los armarios, terminar de decorar algunos espacios,… pero ahora que lo pienso, llevo así años ¿os pasa lo mismo?

Por supuesto, si escribo un post estoy dejando de hacer otra cosas muy importante, pero me sirve para reflexionar e intentar que me contéis vuestra experiencia y vuestra situación y así sentirme un poco más comprendida.

No es que no tenga ayuda,…porque mi marido hace lo mismo que yo y mis padres se pasan por aquí de vez en cuando a echarme una mano, pero siento que no llego.

 

Podría ser también porque mi cabeza no para de maquinar... y está agotada o porque en un mes me incorporo a trabajar y tengo que volver a organizar y canalizar todo. Si no llego ahora, ¿llegaré cuando este trabajando?

Es como una carrera de fondo en la que estás esperando algo que no llega, pero ¿el qué? trato de complacer a todo el mundo, ayudar a los demás para que tengan menos trabajo, pero si no llego yo, ¿porqué hago eso?

Si pienso solo en mi y mi familia y me dedico tiempo a mi y a organizarme estaré dejando de atender otras cosas y a los demás, ¿me repercutirá?

También puede ser que todo lo que conlleva la Navidad, lotería, eventos familiares, compras, tener entretenidos a los niños, quedar con unos o con otros, tenerlo todo preparado, no fallar en nada,…me esté agobiando. Al final me da la sensación de que va todo muy rápido para que se pase y se pasa sin ser disfrutado.

Como veis es un post de preguntas sin respuesta y de actitud algo sombría, es una reflexión en alto porque veo que no llego… hay algo de caos que concluye en la necesidad de tranquilidad y sosiego o ¿no lo veis así?

Añado… No soy superwoman, no quiero serlo, tampoco quiero ir a contracorriente.. ¡Quiero disfrutar!

4 Replies to “A contracorriente… reflexionando”

  1. Pilar, creo que es normal como te sientes; agotamiento, cambios, hormonas…
    Estás en una fase de la que vas a aprender sobretodo a priorizar y a comprender lo que necesitáis los cuatro. Es muy enriquecedor, pero claro, tiene un precio.
    Ningún mar en calma hizo experto al marinero.
    Y a por 2017 familia!

    1. Viniendo de ti….me tranquiliza!!! Mil besos familia

  2. Querida Pilar
    es una transicion, una evolucion en tu etapa como mujer y madre, te estas preparando y cada dia eres mas fuerte, mas sabia, mas mujer…en definitiva eres mas.
    Es un trabajo diario, con la satisfaccion de que este trabajo en particular tiene su recompensa cada dia, ver como crecen tus hijas, como crece tu matrimonio y como creces tu como mujer y madre.
    Respetando todas las opiniones, creo que quienes decidimos seguir el camino de la maternidad somos de otra pasta, de esa pasta que dice a todo el mundo que estamos preparadas para amar, proteger, curar, animar, regañar, enseñar….y tantas cosas.
    Y todo eso sin hacer desaparecer nuestra faceta rebelde, nuestras ganas de fiesta, nuestras risas con amigos y familia…nuestra ilusion.
    Lo que yo digo…..otra pasta.
    Besos mundiales de Nieves (compi)

    1. Somos espartanas!!! Gracias compi. Mucho que aprender de ti que eres de esas súper mujeres!!!😉😘😘😘

Deja un comentario